Menú

Comida Típica Española

En la cocina tradicional española podemos encontrar una deliciosa mezcla de culturas, con influencia árabe, cristiana y judía, es por esto que podemos ver como base de algunos platos la carne, mientras que en otras ocasiones se utilizan productos provenientes del mar como las ostras, los camarones, mejillones y mariscos.

Comida Típica Española

En España como en todos los países mediterráneos, las estrellas culinarias son el aceite de oliva y las verduras, que suelen incluirse en variedad de sopas y platillos, algunos de ellos como entrada principal acompañados con carne de cerdo. Siendo así, ¿cuáles son los platos que no puede dejar de probar un turista en España?, ¿cuál es el plato típico de esta región y qué es lo que incluye?


Platos típicos de España

Presentamos una vasta colección de platillos, preparados con las más deliciosas recetas de la gastronomía española de todos los tiempos, para que puedas escoger tu favorito.

1 Tapas

Tapas de España

Seguramente habrás oído hablar de las tapas españolas, el acompañante ideal de la cerveza y el vino. Este platillo es tan versátil que queda bien con cualquier tipo de alimentos, ya sean papas, aceitunas, nueces o unas jugosas brochetas de cerdo. Sin embargo, por línea general se sirven en forma de sándwiches pequeños, al estilo particular de cada bar. El plan perfecto para un español consiste en eso: salir de noche y visitar todos los bares que pueda, pero eso sí, se detiene en ellos el tiempo necesario para tomar algo y probar sus tapas.

2 Pan Tumaca

Pan Tumaca

Este platillo de la cocina tradicional española es tan simple como delicioso y tiene todo para complacer a los paladares más exigentes. El pan con tomate de origen catalán puede parecer sencillo, pero esconde una explosión de sabores.

El pan tumaca es parte de la esencia española, no existe una cena ni un picnic que no cuente con este aperitivo. Es delicioso porque se prepara a partir de productos de verdadera calidad, que se combinan para dar lugar a este aperitivo nacional. El pan que se utiliza es redondo, con una cubierta crocante al estilo rústico, mientras que los tomates son pequeños, marrones y especialmente jugosos, para conseguir la combinación perfecta.

Este inmejorable sabor se consigue tostando el pan hasta formar una costra, luego se frota con la pulpa del tomate y un diente de ajo, se añade un toque de agua y se baña con aceite de oliva.

3 Gazpacho

Gazpacho

Es posible que se trate del plato más famoso de España y no hay un español que no sepa de gazpacho. Esta es una sopa fría de contextura ligera que se suele servir en verano y se prepara con verduras frescas ralladas.

Aunque hay variedad, los gazpachos más famosos son de tomate y frijol.

4 Fabada

Fabada

Si vas a visitar España, a la hora de comer procura probar esta deliciosa sopa de judías blancas y ahumadas, acompañadas con chorizo, morcilla, panceta y jamón de cerdo. Su nombre se deriva del ingrediente fundamental de este plato: las judías blancas de Asturias, que son el triple de grandes que otras variedades, su piel es muy delgada y tienen un sabor exquisito.

Como es de imaginarse, la fabada es el plato tradicional de la comunidad autónoma de Asturias, que se encuentra al norte de España.

5 Paella

Paella

Aunque en todo el mundo se presume a la paella como el plato nacional español, en esta nación lo ven más como una muestra de la gastronomía valenciana. Su nombre ?paella? tiene origen valenciano y significa ?sartén?, precisamente porque allí se prepara. La principal virtud de este plato está en la combinación de ingredientes que aunque pareciera que no iba a funcionar, se han convertido en una delicia culinaria.

Este plato se prepara con una base de arroz con aroma de azafrán, bañado en una fina mezcla de especias, aceite de oliva y vino blanco. Es posible añadirle variedad de ingredientes que pueden incluir pollo, verduras, pescados o mariscos. Algunas regiones españolas también le añaden habas, alubias o frijoles a la receta; hay tantas mezclas posibles que se cuentan unas 300 variedades de paella. Si hubiera que recomendar uno, valdría la pena probar una mezcla entre carne de pollo, conejo y algunos caracoles.

6 Jamón

Jamón

Cuando se trata de carnes, en España no puedes perderte el tradicional jamón crudo. Se fabrica con las patas traseras del cerdo y se baña en sal, para cumplir con un proceso de curado que abarca de 6 a 36 meses según el clima y el área geográfica. La última parte de este proceso tiene lugar en bodegas especializadas, donde se cuelga el jamón para que adquiera sabores y aromas exquisitos.

En el resto del mundo se suele comer jamón con rebanadas de pan, pero en España el jamón se come acompañado de aceitunas y vino, ingredientes que puedan repotenciar su sabor, en lugar de opacarlo.

Si te interesa probar el jamón tradicional español, puedes encontrar tiendas especializadas también conocidas como jamonerías donde cuentan con gran variedad.

7 Chorizo

Chorizo

La comida tradicional de España tiene su toque picante, así que si te animas a probar productos de cerdo no puedes perder la oportunidad de degustar el chorizo de cerdo picante. Su apariencia roja con tendencia anaranjada se debe al pimentón que utilizan para elaborarlo.

Es una práctica común en el invierno, cortar rebanadas finas de chorizo para agregarlo al guisado, las sopas o comerlo con pan. También se puede freír con patatas y huevos o acompañar a la pasta, aunque en realidad también funciona muy bien como aperitivo, si se sirve solo.

Únicamente es importante mencionar que se trata de un embutido crudo, elaborado con trozos de carne. Si ha sido elaborado hace poco, deberá cocinarse, pues solamente se puede consumir en estado crudo después de haber pasado un lapso mínimo de 3 meses en curación.

8 Tortilla de patatas

Tortilla de patatas

Otro plato que no puedes perderte de la gastronomía Española es la tortilla de patatas, preparada con deliciosos huevos de gallina que se combinan con cebolla, patatas fritas y el infaltable aceite de oliva. Es usual comerla durante el almuerzo, pero también puedes conseguirla a modo de tapa en cualquier bar.

9 Sepia en su tinta

Sepia en su tinta

Probablemente pueda causar algo de incertidumbre en los turistas inexpertos ver este plato, pero la realidad es que se trata de una delicia culinaria. Parar preparar a la sepia se aplica un truco muy curioso, que consiste en cocinarla en su propia tinta para que el sabor se haga mucho más fuerte y luego se añade un poco de color artificial para darle esa exótica apariencia. Hecho esto, solo hace falta algo de ajo, perejil, pimienta, cebolla, vino y un toque de cayena para crear esta delicia.

10 Pulpo a Feira

Pulpo a Feira

Si visitas España no puedes dejar de probar este platillo, considerado como el orgullo de Galicia, que promete una verdadera experiencia gourmet.

Los paladares más exigentes se podrán deleitar con lo mejor del pulpo hervido, a través de este exquisito plato de pulpo a la gallega.

También hay un truco para este platillo y consiste en hervir el pulpo en una olla de cobre, para que la carne sea mucho más blanda. Pero no termina ahí, se utiliza una técnica bastante curiosa que identifican como ?asustar? y que implica meter al pulpo en el agua hirviendo tres veces por escasos segundos y dejarlo dentro en la última vez, hasta que se cocine totalmente, luego se corta y se sirve.

El acompañante ideal para este platillo son las patatas hervidas y aderezadas con polvo de pimentón.

11 Tarta de Santiago

Tarta de Santiago

Esta receta es conocida desde el siglo XVI y se trata de una mezcla tradicional de harina, huevos, mantequilla, azúcar, almendras y limones, para crear la clásica tarta gallega de Santiago.

Es tradición decorar esta tarta con azúcar espolvoreada con la forma de la cruz de Santiago y es ideal comerla junto a una buena copa de vino dulce.

12 Churros

Churros

Este plato dulce es un desayuno habitual en España y se ha ganado el cariño del resto del mundo. Son delgadas porciones de masa hechas de harina, que se fríen o se hornean.

Suelen venderse en cafeterías, restaurantes y a orilla de calle, espolvoreados con azúcar o cubiertos de chocolate son un deleite al paladar.

La combinación perfecta incluye churros bañados en chocolate, un clima frío y un café caliente para compartir.

OTROS ARTÍCULOS QUE TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR:


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies