Menú

Comida Típica Portuguesa

Aunque pocas personas conocen la gastronomía portuguesa fuera de esta nación, incluye variedad y exquisitos sabores en platos que en realidad son bastante sencillos.

Comida Típica Portuguesa

Después de realizar esta lectura, podrás acudir a cualquier restaurante portugués y escoger acertadamente entre cualquiera de sus deliciosos platos, ya sean preparados con pescado, carnes, mariscos o un postre tradicional. Hemos preparado una completa selección de platos de pescado y mariscos, con la cual no podrás perderte.

Conforme pasa el tiempo, cada vez son más las personas que visitan Portugal para hacer turismo y probar todo lo que este país tiene para ofrecerles, en consecuencia se han inaugurado nuevos restaurantes con ideas vanguardistas que han ganado estrellas Michelin. Cuando se trata de turismo gourmet, no solamente estamos hablando de profesionales en materia de restaurantes, sino de una amplia variedad de personas que aprecian la buena comida, el vino y los viajes. El plan perfecto incluye conocer las novedades visitando estos locales y disfrutar.


Platos típicos de Portugal

A continuación presentamos una completa lista donde incluimos los mejores platos tradicionales de la cocina portuguesa, que no puedes perderte durante tu visita a este país.

1 Bacalao a la brasa

Bacalao a la brasa

Es lógico comenzar con este plato, porque es un símbolo de la cocina portuguesa. Este caso es muy diferente de lo que ocurre con el sushi en Japón, cuyos habitantes no acostumbran a comerlo, en Portugal el bacalao es verdaderamente popular y el pescado preferido. Siendo así, habitualmente se pueden ver exhibidos en los supermercados del país grandes ejemplares de bacalao salado, colgando a la espera de que un comprador lo escoja para llevárselo.

A propósito de los pescados, vale la pena mencionar la antigua tradición de enlatar este tipo de productos luego de ser extraídos del mar y salados por los pescadores para transportarlos a otras partes del mundo. Previo a su preparación, el bacalao debe remojarse en agua por 24 horas para remover el excedente de sal.

Para preparar bacalao a la brasa, se rebana en piezas y se acompaña con cebolla finamente cortada, aceitunas, perejil, huevos y patatas.

2 Caldo verde

Caldo verde

Cuando se trata de sopas, en Portugal esta se encuentra en el primer lugar. El Caldo Verde se prepara con hojas de col que se mezclan con rebanadas de salpicón ahumado, aunque este plato es típico en la zona norte, su sabor se ha logrado llevar por todo el territorio nacional.

Se trata de una sopa deliciosa y de textura suave, que con toda seguridad recomendamos.

3 Pollo con salsa picante Piri Piri

Pollo con salsa picante Piri Piri

En la gastronomía portuguesa se aprecia mucho la cocina a la parrilla y entre todos los platos que podrás probar, no puedes perderte el pollo a la parrilla, cuyo sabor es realmente excepcional si se acompaña con salsa picante piri-piri.

4 Arroz de marisco

Arroz de marisco

Esta receta entra por la nariz y deleita a paladar. Se trata de una combinación de mariscos donde se incluyen camarones, cangrejos, almejas y langosta para dar un sabor exquisito a este arroz, se sirve muy caliente en la propia olla o un cuenco de arcilla.

5 Pato con Arroz

Pato con Arroz

El exquisito arroz de pato se cocina en el horno hasta que ambos ingredientes estén crujientes por fuera, pero jugosos por dentro. Esta textura ideal se suele complementar con rodajas de chorizo para acompañar el plato.

6 Pulpo al lagareiro

Pulpo al lagareiro

Este plato lleva pulpo, el cual se sazona con finas especias y se asa en la parrilla, bañado con una deliciosa combinación de ajo, cebolla y aceite de oliva. Para acompañarlo se sirven las tradicionales papas al estilo portugués, las cuales se cocinan a término medio, luego se aplastan y se terminan de cocinar en el horno.

7 Sardinas asadas

Sardinas asadas

Seguimos con los pescados y este plato en particular suele ser invitado de honor en las celebraciones de los Santos Portugueses que tienen lugar en junio. Se preparan las sardinas a la parrilla con consistencia jugosa y a la vez crujiente, que se acompañan con un tradicional pan de maíz y trigo cortado en rebanadas.

Es frecuente ver a los vecinos asando sardinas a la parrilla, cualquier día de verano en el centro de las ciudades portuguesas.

Cuando se tiene la suerte de que cocinen en el balcón, su fragancia se esparce por toda la cuadra y deleita a los vecinos. En los restaurantes este plato se sirve en abundancia, acompañado con arroz, verduras y el aceite de oliva portugués que nunca puede faltar.

8 Alheira

Alheira

Este plato tiene historia, se dice que surgió como un intento judío para evitar la Inquisición. De acuerdo a la religión los judíos no tenían permitido comer carne, entonces crearon su propio chorizo que en lugar de llevar cerdo llevara carne de ave, fue así como lograron engañar a los pajares de la inquisición. Se trata de un plato que tiene gran influencia en la gastronomía portuguesa. Su sabor puedes describirse como intenso con un toque ácido, que es complementado perfectamente con huevos, arroz o patatas fritas.

9 Cocido a la portuguesa

Cocido a la portuguesa

Este plato es digno de campeones, pues incluye una combinación de carne de ternera, pollo y cerdo, con al menos cinco variedades de chorizos, judías, verduras y tocino ahumado. Básicamente, es como si mezclaras a todo Portugal en el mismo plato, ¡una delicia!

10 Almejas a la portuguesa

Almejas a la portuguesa

Este plato suele servirse como abreboca en las marisquerías y cervecerías de Portugal. Para prepararlo se exprimen las almejas y se bañan en una delicada mezcla de ajo, limón, perejil, pimienta, aceite de oliva y vino.

11 Cerdo a la alentejana

Cerdo a la alentejana

Tiene su origen en Alentejo y para prepararlo se cocina el cerdo junto con almejas, pimentón, laurel y especias aromáticas. No es muy frecuente ver la carne de cerdo mezclarse con almejas y eso es lo particular de este plato, que se sirve con perejil y patatas fritas.

12 Feijoada

Feijoada

Este plato es alto en calorías, pues incluye frijoles guisados y una mezcla de carne ahumada con salchichas; acompañado con arroz, repollo y pimienta.

Cabe mencionar que el gusto de este platillo puede percibirse diferente según la región donde lo pruebes, lo que quiere decir que hay variedad en su receta.

OTROS ARTÍCULOS QUE TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR:


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies